Las relaciones de pareja

Actualizado: 29 jun

Las relaciones de pareja son unas de las cosas más positivas que ocurren en la vida; pueden ser románticas, excitantes, divertidas; logran provocarte sentimientos positivos y muy intensos, pero a la vez pueden ser algo complicadas, caóticas, destructivas y generar sentimientos negativos o de indiferencia. Aunque es normal que las relaciones pasen por etapas donde haya tanto aspectos positivos como negativos, al fin y al cabo, somos personas distintas, con distintos intereses, deseos y personalidades, que aprendemos a convivir.


Se dice que, en una relación saludable de pareja, ambas personas están a gusto, disfrutan mutuamente de su compañía, se tratan con respeto y confianza, fortalecen sus proyectos de vida, buscan pasar tiempo juntos, hablan acerca de sus diferencias, límites, se tratan con amabilidad, requieren de tiempo y dedicación, además de un poco de ingenio cuando se vuelven monótonas. Es importante respetar sus espacios, esto deben hacerlo por igual, ambos deben dar y recibir.

Es bueno ser exigente respecto a las personas con las que mantengas una relación, un buen truco es pensar en las cualidades de las personas que consideras tus amigos y amigas, las cosas que te gustan de esas personas, qué les permites y qué cosas no, esas mismas características deberían buscarlas en tu pareja.


Si aún no tuviste o mantienes ninguna relación, tómate tu tiempo y prioriza el auto conocerte primero, saber lo que vales es importante, aprender a amarte a ti mismo porque uno no puede entregar lo que no tiene a otros, no te límites y conoce también a mucha gente, no pienses que porque no tengas una relación vas a ser diferente o menos ante los demás, ya que nadie necesita de otra persona a su lado para sentirse completo. Es igual de importante, el saber que, si comienzas una relación y sientes dudas, debes sentirte libre para terminarla; no tiene sentido que tengas a tu lado a una persona que te haga daño o que simplemente no aumente tu felicidad, recordemos que no es responsabilidad de nadie más que nuestra el sentirnos plenos y alegres; pero en una relación si podemos permitirnos el compartir los buenos deseos y momentos, festejarlos y unirse en la emoción de ese sentir. Respeta tus espacios y libertades como los ajenos, si no puedes entregar lo que implica mantener una relación debes comunicárselo a tu pareja, de ese modo no hay espacio para malos entendidos o sobre pensamientos, la comunicación es base en cualquier tipo de relación e importante si queremos evitar dudas que nos empujen a un círculo vicioso de ex parejas con comportamientos tóxicos que nos impidan avanzar o afecten nuestra tranquilidad.



Recuerda disfrutar cada momento, da los pasos que tengas que dar siempre cuidando de tus emociones, el amor más puro y sano siempre vendrá de la mano de la tranquilidad, una pareja que aporte y complemente el nivel de plenitud que tu ya mantienes y crezcan juntos con apoyo mutuo, afecto, compresión y comunicación.

5 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo